Amor neptuniano, amor incondicional

Si quieres ser una mujer feliz lo ideal es tener integrada tu niña y tu mujer ambas son imágenes de ti misma, una imagen que se refleja en el agua (emoción). Ese lado femenino que se percibe a través de La Luna en tu carta astral, te da muchas imágenes, algunas distorsionadas, otras complementarias, las unas y las otras forman parte de ti misma es una pequeña percepción de una gran realidad, es como un puzle que solo se ve claramente definido cuando tiene todas las piezas completadas.

Si esa niña interior está herida y con carencias como en la mayoría de los casos, va a exigir a esa mujer en apariencia adulta que la escuche que le haga caso, si la mujer adulta es consciente de esa carencia tiene la oportunidad de cuidar a su niña, de hacerse cargo de sí misma, sino la atiende la exigencia se demandará a los demás, culpabilizándolos, serás una adulta con comportamiento infantil.

En algunas situaciones mostrarás la cara de una niña muy enfadada y exigente y por muy ejecutiva y poderosa que aparentes ser  puedes tirar por la borda una espectacular reunión de trabajo cuando haces una pataleta, chillando o enfadándote sin causa aparente (Luna en relación Marte).

En otras ocasiones, será la pareja, los hijos, los amigos que no entenderán que por mucho que te quieran y te mimen nunca tengas suficiente, en realidad  tienes una sensación de abandono y melancolía que siempre te ronda y no sabes expresar(Luna Neptuno).

En estos casos, hay muchos más, tú niña sólo quiere que la mires, la comprendas y te hagas cargo de ella.

Conecta con esa niña interior, habla con ella, pregúntale ¿como se siente?. ¿Que, que puedes hacer por ella? Tiene mucho que explicarte y estará feliz de hacerlo, dialoga con ella, hazlo a menudo para ir compensando sus peticiones, verás como rápidamente será tu mejor aliada y tú  recuperaras la chispa de la vida, si alguna vez creías que la habías perdido, sólo la habías olvidado.

Cuando ya tengas esa conexión, te habrás convertido en una mujer adulta completa y feliz y podrás sonreír, jugar y sentir esa sensación que siente una niña cuando es arropada, querida, mimada y protegida y quien mejor que tú misma para comprender todo esto.

Astrológicamente la Luna es nuestra conexión con la madre, la familia, la emoción y sobretodo la memoria de la percepción de nuestra infancia. Toda madre transmite sus propias carencias a sus hijo. ¡Si tu! eres capaz de resolver y responsabilizarte de tu niña habrás conseguido tu recuperación y la de tus hijos, que serán mucho más felices, integrados y éxitosos de lo que nunca imaginaste.

Si eres hombre, observa a tu niño interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s