Diálogos conciliadores. Oyes tu voz interior?. Experiencia personal

concha de marLa vida a veces se disfraza de algo que en principio es desagradable, o no te gusta, o no controlas, para luego hacerte un regalo de incalculable valor.

Recordar que en el dialogo anterior, os explicaba que me había quedado afónica, al principio tuve que cambiar todas mis consultas, sin embargo pensaba, bueno puedo escribir, a los 3 días aún con la afonía me cogió conjuntivitis, ya empecé a tenerlo más complicado, porque no podía ver bien, la voz me había vuelto, sin embargo no veía, seguía aparcando todo lo profesional y todas las cosas personales y sociales que tenía, y pensé bueno que le voy hacer, pues no acabo aquí la cosa, de repente tengo! sigo teniendo  sordera temporal por el súper catarro, y aquí ya me dije pero bueno esto que es, ciertamente no tenía todo al mismo tiempo, se me curaba algo y me quedaba sin el otro sentido, he ido experimentándolos  uno por uno. Estaba yo muy quejica y un amigo me dijo “Descansar, parar, no hacer, sentir, aceptar, respirar, invitaciones envueltas en enfermdad disfruta de la fiesta , como veis es un médico del alma.  En ese momento acepte, entendí sin embargo el cambio vino después.

Yo hacia todo lo que los médicos y especialistas me iban indicando, además de todos los remedios naturales a mi alcance, códigos sanación, acupuntura, hasta recorde que era maestra de reiki y empece hacerme sesiones.  Estaba muy preocupada, mis sesiones estaban pendientes, siguen paradas, mis clientes amorosos y con infinita paciencia, igual que mis estudiantes, todos debemos estar aprendiendo y compartiendo la experiencia.  En esta última etapa, no poder oir, estar mareada, insegura en una ciudad donde no oia ni los ruidos de los coches,  ni cuando me hablaban, decidí que tenía que aceptar lo que me pasaba y vivir la experiencia, estar atenta al entorno y en silencio

Pude interiorizar en el momento que libere toda la responsabilidad y hasta culpabilidad, de no poder atender a mis consultas, me importan y mucho las personas con las que trato. Y empecé hablar con mi cuerpo a ver qué estaba pasando,  de repente me vino la inspiración totalmente personal y que espero que os resuene también alguno de vosotros. ese interior, esa parte de mi espíritu o alma interior quería ser atendida y escuchada y no le quedo otro remedio que pararme en todos los sentidos para hacer acto de presencia.

Mi experiencia física todavía no resuelta espero que en breve renazca como la primavera, mi experiencia interior comprendida totalmente y por supuesto a partir de ahora tendré “ese tiempo, ese espacio” para poder estar en mí. Porque luego estoy mucho más serena, amorosa y  comprensiva con los demás.

Todo esto me ha hecho pensar, que cuando decimos “no tenemos tiempo” para aquello que nos gusta, para reunirnos, charlar, meditar, pasear, escribir, pintar, bailar, aunque sea en nuestras casas,  estar en silencio y todo ello un poquito diariamente, no dejándolo para el fin de semana, las vacaciones, etc., Es porque distribuimos el tiempo de manera no grata, no saludable, estamos tan robotizados, que trabajamos, compramos, vamos de un lugar a otro como marionetas, con personas que a veces ni siquiera son adecuadas, ni mejores ni peores simplemente no son, Y  ni os cuento con las redes, los móviles, (yo soy una foroba de ellas) la televisión, os habéis fijado que la mayoria de las películas bajan la vibración? Y  realmente ya no queda tiempo para nada, lo peor es el agotamiento, la insatisfacción, y cada día como un hamster en una rueda, volvemos a empezar. Si nos  “damos cuenta” que podemos dejar un montón de cosas aparcadas, al menos unos minutos al día para poder reencontrarnos, para pasear sin prisa, para ver brillar el sol, para una comida sin móviles, para volver hablar y a vernos con los amigos, o estar solos, hay que salir de lo social por normativo, a veces es más saludable comer un bocadillo al sol, que una gran comida encerrado, estar con la familia el tiempo que sea pero hablando, riendo, olvidando el móvil. Mientras escribo  recuerdo ahora mismo, que en mi casa mi padre ya decía, callaros que estoy viendo las noticias, era sólo un ratito, sólo había television, imaginaros ahora con las redes, móviles y demás que nos pasamos horas y horas.

Aquí os dejo la reflexión, ojala no tengáis que pasar por la falta de  todos los sentidos, (  cuanto agradezco cada noche el tenerlos y que antes ni era tan consciente)n, para tomaros más en serio a nosotros  mismos y escuchar esa voz interior, si todavía no la has oido, es bella, musical, paciente, reconfortante, en fin es imposible ya de olvidar y de no querer reecontrarte diariamente con ella

 

Diálogos conciliadores. Diálogo contigo mismo

foto silencioDiálogos conciliadores. Dialogo contigo mismo

Después de estar, de momento, 2 días afónica totalmente, es la primera vez en mi vida que me pasa, no tienes otro remedio que estar calladla, es decir no puedes mostrarte hacia el exterior, compartir con los demás tus ideas, tus penas, tus alegrías, salvo a través de otros medios como la escritura.

La voz interior se hace mucho más poderosa en estos momentos en los que el silencio se apodera de tu espacio, puedes escuchar y no responder, por lo que finalmente prefieres seguir en tu mundo silencioso.

En esos momentos que no son totalmente meditativos (no estás con la mente en blanco) sino que son muy activos, tienes mucho más tiempo, para crear, oírte tus propias ideas, saber que te conviene hacer, no das ni recibes consejos, solo te escuchas a ti mismo. Me pregunto si será un modo de sanar algún área de tu vida, la excesiva expresión?  O por el contrario lo que callas o no te atreves a expresar abiertamente? Sea lo que sea este nuevo espacio creado involuntaria e inesperadamente, te hace ajustarte a estar contigo mismo. Y os aseguro que aumenta la percepción ya que tu energía contigo no está mezclada con la energía de los demás, te puedes sentir mucho mejor, aislado, a ratos lo uno y lo otro. Lo certero  es que es un tiempo para ti mismo, y aprovecharlo mientras dure es una opción. Ahora si sería capaz de empezar uno de esos retiros silenciosos que hasta ahora no me había atrevido.

 

 

Diálogos conciliadores. Valorar lo intagible

foto dialogos

Diálogos Conciliadores

Valorar lo Intangible.

 

Hoy inicio una nueva serie de post de temas que me parecen relevantes, y por supuesto me gustaría que tú participases en ellos si quieres dar tu propia opinión

El tema de hoy es el valor de lo intangible.

Debido a mi profesión, astróloga/consultora, es un valor muy importante ya que a primera vista el contenido no siempre puede quedar reflejado, aunque todas las personas salen felices y empoderadas. No hablo de la sesiones pactadas, hablo de los que fuera de la consulta dicen “Me puedes mirar”

Cuando compras una barra de pan, por poner un ejemplo te la llevas en mano, eso es tangible, económico, pero tangible, en cambio en algunas profesiones el valor de lo que te piden, que ocupa tu tiempo, tu energía física, emocional y mental, ya que te dan “su tema, su problema” tú te quedas con él, lo sueles resolver, y además te quedas pensando cómo va a ir la solución que has dado. Este valor es INTANGIBLE,  y mucho más valioso de lo que pensamos. Muchos de los consejos acaban siendo beneficiosos para el que te lo “pide” ya que la persona ahorra su tiempo, gana dinero y se quita la preocupación de encima, porque ya tiene la solución.

Cuando esto no se valora debidamente, la balanza del equilibrio empieza a moverse y se desequilibra, tanto para el que pide y no da, como para el que da, y no recoge la recompensa, que puede ser material o no. Entonces viene la distorsión en la relación, ya sea comercial o personal, viene la queja a veces no verbal del que da, que acaba no dando y del que recibe que no entiende porque han dejado de darle, gratis.

Seguro que te encuentras en situaciones donde estas en  los dos lados, el que pide y no es consciente de que no ha valorado al “otro” y el que da y no es consciente que es el responsable, que no culpable, de cambiar la situación sobre todo si es repetitiva.

Me pregunto realmente valoramos a las personas? Valoramos su tiempo? En ocasiones su tiempo libre, fuera de horario,  de fin de semana, valoramos su especialización? el dinero que gasta en su formación, el hecho de que tiene que dejar “sus cosas” para ocuparse de las tuyas.

Ejemplos de peticiones no valoradas: Fotos profesionales diciendo total yo me las hago con mi móvil, pues háztela y no la pidas, porque la profesional la podrás usar para aumentar tu visibilidad de forma espectacular, y una y mil veces, eso te dará más valor a ti.

Rama médica,  vas una vez al médico y luego por teléfono le llamas un montón más sin valorar que está empleando su tiempo libre, y se está preocupando por ti.

Terapeutas como en mi caso, seguro que os vais a reconocer casi todos. ¡!!Puedes….mirarme!! Que significa esto en realidad? Te lo cuento,  empezamos a emplear nuestro tiempo, nuestra energía, se ponen en marcha nuestros conocimientos, nuestras emociones, nos quedamos con el tema que la persona cargaba antes, y damos una solución, sin intercambio pactado previamente. Nos solemos enfadar y la historia se repite, nos enfadamos más. Pues bien si eres de estos, deja de enfadarte y afronta el tema, en ocasiones el otro, no tiene ni idea de tu esfuerzo, de tu dedicación,  por lo que es tu responsabilidad, que ante “la petición”   se lo comentes, se lo expliques  y llegues a pactar un ACUERDO que complazca a los dos.

Si eres de los que pides, dándote cuenta o no, deja de hacerlo por favor, se consciente del otro.

Porque hacemos el papel de callarnos y dar sin recibir el cambio? El miedo o temor a nos dejaran de querer? nos dejarán de valorar? Si ya lo hacen si te valorasen no tendrían esa actitud contigo. Y lo más importante si tú no te valoras quien más lo va hacer. Haz una lista de tus valores, y ves a por ellos, pon intención, atención y actitud.

Pongámonos las pilas y seamos consecuentes, tanto en pedir como en dar, si queremos relaciones sanas, equilibradas y amorosas autenticas.

Estamos en la última fase de ser individualistas en el sentido de gestionar todo lo que podamos por nosotros mismos, de ser sinceros, de afrontar sin miedo, lo que queremos decir, hacer y recibir. (Urano en Aries)

A partir de ese reconocimiento de ti mismo, todo será más fácil. A partir de marzo 2019, los intercambios valiosos y valorados estarán a la orden del día (Urano en Tauro)y estarás con la comunidad que los valore, y equipos de trabajo.

Mientras, en lugar del enfado y la queja, pongamos en el tablero los pros los contras y seamos sinceros y amorosos con nosotros mismos y con los demá